ultima-semana-mussara

Última semana de entrenamientos para la Mussara

Llego la hora, última semana de entrenamientos para la Mussara.

Última semana de entrenamientos para la Mussara y ya está “todo  pescado vendido” (como diría Michael Robinson) o “Alea jacta est” como diría un romano, tan solo queda rodar suave, alimentarse bien, hidratarse lo mejor posible y llegar lo más fresco de piernas posible al gran día.

No te voy a engañar, me encantaría acabar la Mussara pero sinceramente, el objetivo está cumplido, como alguien me dijo una vez cuando hacía el camino de Santiago, lo importante es disfrutar el camino no la meta y yo, créeme, lo he disfrutado.

Como hace tiempo que no he podido escribir, haré un pequeño resumen de la preparación de estas últimas semanas aunque no hay mucho que contar, el secreto está en salir, salir y salir a rodar.

Hay infinidad de planes de entrenamientos pero al final no hay que obsesionarse, cada uno tiene unas circunstancias y se trata de adaptar el entrenamiento a ellas lo mejor posible y principalmente, como decíamos antes, “disfrutar el camino”.

Desde Enero de 2017 hasta esta última semana de entrenamientos para la Mussara (a día de hoy) he recorrido 2.293, km, en 91 h 47 m con un desnivel positivo de 22.376 m en 31 salidas, con la bici de carretera y unos 300 km con la bici de montaña, en principio para realizar una prueba como la Mussara a mí me parecen pocos y si además tenemos en cuenta, que es la primera vez que voy a participar en una prueba de este tipo pues con más razón, de todas formas, el domingo sabremos si eran o no suficientes…;-)

Todo el 2017 salvo esta última semana de entrenamientos para la Mussara he hecho entre 200 y 250 km por semana aproximadamente, aunque en alguna de ellas igual no he llegado a 200 en carretera (debido a las lluvias o el mal tempo) y he compensado en la estática del gimnasio.

En este tiempo, hemos hecho algún test en la sierra para comprobar cómo íbamos de forma y he de decir, que han sido de los mejores días que he pasado en mi vida haciendo deporte, he disfrutado del esfuerzo, de la compañía, de los increíbles paisajes y de tantas otras cosas más.

Estos tests han sido marchas organizadas por los Bikers del Sur, si no has ido a ninguna todavía no sabes lo que te pierdes, a continuación os mostraré las dos que pude realizar yo y que me sirvieron, primero para tomar contacto con puertos de verdad y segundo para conocer mi estado real de forma.

El primer test serio a primera vista me parecía muy complicado, la famosa marcha “El Renacido” de los Bikers del Sur, un recorrido de 137 km con 3400 m de desnivel acumulado (la Mussara no llega a 3.200 m) y he de decir que gracias a mis compañeros conseguí realizarla y lo que es todavía mejor, disfrutarla ( la última bajada hacia Pedro Bernardo no creo que la olvide nunca).

En la segunda prueba seria, recorrimos  94 km y 1600 m de longitud en una zona increíble de la sierra madrileña donde vimos una colonia de buitres, todo tipo de aves rapaces, antenas enormes, paisajes espectaculares, pueblos bellísimos y hasta presas de agua.

La verdad es que aunque el final debido al ritmo se me hizo un pelín duro, logré aguantar con todos hasta el final ¡ prueba superada ¡

Si quieres conocer más detalles sobre esta ruta pincha en el enlace de la Sierra del Rincón de los Bikers del Sur.

Aparte de estos tests con bicicleta de carretera también hemos participado en la Marcha de Monegros 2017 (para no olvidarnos de la MTB) donde lo pasamos en grande, nos reímos, nos tiramos fotos,  grabamos vídeos, evitamos las numerosas caídas y completamos un buen entrenamiento de cara a la Mussara (los últimos 60 km apretamos un poco…;-)).

Como dije al principio, en esta última semana de entrenamientos para la Mussara ya está todo hecho así que el Lunes pasado, hice un poco de bici estática (50 minutos) y unas pesas para tonificar el torax y el abdomen, el Miércoles una hora de piscina y el Viernes paseo en bici con el niño y soltar piernas en el fisio.

Con esto y cuidando especialmente la alimentación y la hidratación queda completada esta última semana de entrenamiento para la Mussara.

Cuando se me ocurrió la locura de preparar la Mussara no era consciente de lo que suponía preparar esta prueba, ahora si que lo soy, y sé que solo colocarse en el cajón de salida con alguna opción de llegar al final ha sido posible porque Alberto y David me han aconsejado, me han protegido y han sacrificado su temporada por ayudarme a estar en condiciones de acabar una marcha tan exigente como esta.

el famoso cigala

Por último me gustaría dar las gracias una vez más, a todos los Bikers del Sur, en especial como dije antes a mi hermano Alberto y a David, los últimos tres años no han sido los mejores de mi vida y ellos han conseguido que este invierno no haya sido tan largo, ha merecido la pena comprar la bici, está sobradamente amortizada pase lo que pase el domingo en la Mussara.

el brodel

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *