cartel covatilla

El test de esfuerzo en la 7 semana entrenamiento serio La Mussara

Test de esfuerzo y La Mussara.

Esta séptima semana de entrenamiento serio para La Mussara ha sido un poco diferente, como ya sabemos el tiempo es limitado y entre test de esfuerzo (por fin me lo pude hacer) y fin de semana en la nieve con la familia, únicamente he podido hacer 2 días de bici.

Martes.

Por fin llegó el día del Test de esfuerzo, al igual que haces con el coche antes de las vacaciones (o deberías hacer) a nosotros y en particular a mi, que nunca me había metido en un fregado de estos, nos es imprescindible hacernos un test de esfuerzo, primero (principalmente) por salud y segundo para comprobar la evolución del entrenamiento y como puedes mejorarlo.

Un test de esfuerzo son, 15 minutos de calentón lleno de electrodos y con una mascarilla en la boca, dicho así, parece una peli de estas raras donde al final la chica y el chico no se casan pero lo cierto, es que cuando estas acabando de dar pedales es bastante agobiante respirar con una máscara en la boca.

La conclusión de mi test de esfuerzo básicamente fue, que recupero bastante bien (bueno), que mi cuerpo consume mucho oxígeno porque tiene mucha superficie a repartir (menos bueno) así que la única forma a mi edad que tengo de ser más eficiente, es que la misma cantidad de oxígeno haya que repartirla entre menos cuerpo, eso significa adelgazar un poco (malo), intentaré cuidar un poco más mi dieta aunque tampoco creo que me quite mucha “lorza” (1,86 con 85 kg).

En cuanto a las pulsaciones,  el test de esfuerzo  define claramente el rango en el que no trabajo nada, el que puedo ir hablando y en el que si me preguntan, contestaré con un movimiento de pestañas a lo sumo.

Sabiendo estos rangos y pensando en La Mussara (imagino que solo hablaré con las pestañas), el objetivo a partir de ahora será subir el rango de “pulsaciones de confort“ (en el que puedes hablar mientras te esfuerzas) para poder soportar más tiempo a un ritmo mayor de pulsaciones, para ello debo trabajar a un ritmo alto con picos de casi “corazón por la boca”.

Esto supone que a partir de ahora hay que subir puertos de verdad, así que el próximo fin de semana habrá que hacer “mi primer puerto serio ¡chispas!

Miércoles.

Salida con 2 cracks de los Bikers del Sur, 54 kilómetros en una hora y 52 minutos con una velocidad media de 28,9 km/h y 426 metros de desnivel positivo. Después de los resultados del test de esfuerzo, he probado a subir la yesera de vuelta con el plato y la marañosa hasta reventar (me faltaron unos metros), él próximo día habrá que intentarlo de nuevo.

Viernes.

Aprovechando un hueco cual albañil en una reforma, hoy ha sido lo que se llama “salida Falete en buffet libre”, es decir, una salida rápida y siempre con el plato grande, el pequeño ni para arrancar en las señales de Stop.

El resultado ha sido 31,2 kilómetros en una hora y 3 minutos con una velocidad media de 29,4 km/h y 189 de desnivel positivo (subir y bajar la marañosa).

Sábado y Domingo.

Podría decir que me he pasado el fin de semana potenciando los cuádriceps y los femorales, aclimatándome a la altura que nos vamos a encontrar en La Mussara o conociendo un mítico puerto de la vuelta como La Covatilla por si algún día nos hacemos una excursión, pero lo cierto es que aparte de todo esto, el objetivo principal del fin de semana ha sido hacer el rodaje al trineo del chino y participar en una guerra de bolas de nieve.test de esfuerzo covatilla

Por cierto el domingo, con unas rachas de mas de 40 km/h en la cima de la Covatilla y nevando a ratos, nos cruzamos con un grupo de valientes que subían dando pedales, hace unos meses hubiera dicho “que zumbaos” y la verdad es que cuando me los crucé pensé “que suerte”……..

….”maneras de vivir” como decía el clásico.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *